¿Cómo debe ser la decoración de una oficina?

¿Cómo debe ser la decoración de una oficina?

Las oficinas entendidas como espacios de trabajo tienen que cumplir unas funciones prácticas y de comodidad. Los trabajadores pasarán gran parte de su tiempo en el espacio y a través de la decoración se pueden facilitar sus labores o incluso se puede inducir su estado de ánimo.

En este artículo vamos a hablar de los principales aspectos que se deben tener en cuenta a la hora de diseñar y decorar una oficina, pero también de algunas ideas innovadoras con las que conseguir el lugar de trabajo perfecto.

  • Comodidad

A mayor comodidad los empleados se sentirán más a gusto en el lugar de trabajo. En comodidad entran diferentes cuestiones como la división, estructura y el propio mobiliario. Sabemos que una silla incómoda incluso puede dañar la espalda, así que hay que procurar que los trabajadores cuenten con el mejor equipamiento posible ya que van a pasar multitud de horas en la oficina. Sobre las sillas, elDiario.es publicó hace tiempo un interesante artículo (que puedes leer pinchando aquí) en el que aporta consejos para que no sufran la espalda y se pone de manifiesto que los dolores lumbares son el problema de salud que más costes supone para los empleados.

  • Espacios prácticos 

Que una oficina sea práctica es fundamental. Actualmente están de moda los espacios abiertos, ya que mejoran la comunicación entre los distintos departamentos de una compañía y los propios empleados de una empresa. Apostar por este diseño u otro dependerá del espacio del que se disponga, de la tipología de la compañía o su propia jerarquía.

  • Luminosidad 

Las oficinas deben ser espacios luminosos, cuanta más luz natural mejor y menos habrá que recurrir a luz artificial. La luminosidad es muy importante, ya que si hubiera falta de ella los trabajadores tendrán que forzar demasiado la vista y verán perjudicada su salud. Incluso si se carece de luz puede que los empleados tarden más tiempo en realizar sus tareas.

  • Oficinas inteligentes

Hoy en día gracias a las nuevas tecnologías se pueden diseñar oficinas inteligentes. Esto se consigue gracias a la domótica. “Un sistema domótico puede aportar grandes beneficios como confort, seguridad e incluso ahorro energético”, indican desde Delbin Ingenieria.

Dependiendo del presupuesto se podrán conseguir unos objetivos u otros, pero incluso se pueden controlar los accesos, desviar la centralita automáticamente a un teléfono móvil cuando se acabe la jornada laboral, programar que se regule la luz artificial en función de luz natural…. En la tecnología no existen límites.

  • Colores perfectos para oficinas  

El color de las paredes ayuda a generar un buen ambiente, pero incluso se puede inducir el estado de ánimo. Por lo que sería conveniente utilizar esta técnica para crear espacios agradables. ¿Pero qué colores son los más recomendables para oficinas?

  • Blanco: es el color que más se suele escoger para estos espacios porque es básico, nunca pasa de moda, combina con cualquier tipo de mobiliario y aporta luminosidad.
  • Grises: este tono se asocia a la tecnología y es muy usado por las empresas del sector. Otorga elegancia y profesionalidad y al igual que ocurre con el blanco pega con casi todo.
  • Azules: los tonos azules generan calma y tranquilidad, especialmente las tonalidades más claras.

Estos son los colores más utilizados en las paredes de oficinas, pero también hay compañías que apuestan por introducir su color corporativo o por mezclas de distintas tonalidades.

  • Decoración para inspirar y motivar 

Atrás quedaron los cuadros de paisajes y naturaleza en oficinas, ahora se apuesta por decoraciones que inspiren y motiven a los trabajadores. En las oficinas más modernas se pueden ver paredes enteras llenas de mensajes motivacionales para que cuando los empleados las lean obtengan un chute de energía. Estas frases podrían ser del estilo a las siguientes. “Trabajar en equipo divide el trabajo y multiplica los resultados” o “No intentes ser tú el mejor de tu equipo, intenta que tu equipo sea el mejor”. Estos mensajes para fomentar el trabajo en equipo. También una idea decorativa muy curiosa y que sigue la línea de la anterior es una pizarra, para que sean los propios trabajadores los que dejen sus mensajes, que se pueden cambiar siempre que se desee.

En este artículo se han recogido algunos aspectos básicos a tener en cuenta en la decoración de una oficina como son la comodidad o la luminosidad. También se han sugerido algunas ideas creativas que pueden ayudar a la consecución de objetivos, influir en el estado de ánimo de los trabajadores e incluso su motivación. No obstante, son unas ideas básicas que se deberían adaptar a las particulares del espacio y a las características de la compañía.

Deja una respuesta