Consejos a la hora de elegir cepillo de dientes

Consejos a la hora de elegir cepillo de dientes

Muchas personas no saben que, aunque el cepillo de dientes no presente desgastes, deberá ser cambiado cada tres meses, para así evitar que aparezcan bacterias y demás microorganismos que afecten nuestra salud dental.

La elección de un cepillo de dientes que sea el adecuado es vital para que se pueda contar con una higiene adecuada. De no hacerlo, como nos advierten desde la Clínica Dental Galván Lobo es posible que los problemas de salud tan graves como el desarrollo de infecciones, caries o pérdidas de dientes o muelas pueda suceder, por no hablar de otros problemas no menores como la halitosis.

Actualmente si que puede llegar a ser complicado el optar por un cepillo de dientes por la enorme cantidad de modelos que se pueden elegir en el mercado. Conocedores de este problema, queremos ser de ayuda para que sepas qué cepillo de dientes puede llegar a ser el más adecuado para ti.

¿Cómo saber cuál cepillo de dientes es el adecuado?

Si de verdad queremos saber cuál es el cepillo más adecuado, nuestro consejo es no dudar en visitar a un dentista, pues él es el que va a saber nuestras necesidades y podrá recomendarnos la opción mejor.

Lo que debes saber, sin duda, es que es fundamental que el cepillo de dientes elegido se ajuste al tamaño de tu boca. De igual manera, también adquiere gran importancia que, si se tiene algún padecimiento, deberemos ser aún más específicos.

Ahora tenemos en el mercado multitud de opciones, como los cepillos que vienen con incluso limpiadores de mejillas, lengua, o los que son eléctricos. Si se quiere adquirir un cepillo eléctrico, lo mejor es optar por buenas marcas. Recordemos que esta clase de cepillos son de ayuda importante para las personas que por el motivo que sea cuenten con problemas a la hora de cepillarse por ellos mismos.

Clases de cepillos de dientes

Este instrumento de higiene oral es el más indicado para nuestra boca. Normalmente sond e forma recta y tienen el cabezal compuesto por cerdas en forma perpendicular, por lo que es de gran ayuda cuando hay zonas complicadas de acceder.

Vamos pues con los tipos de cepillos de dientes:

Manuales

Pocas presentaciones necesitan, llevan con nosotros muchos años ¿no?

Eléctricos.

Los eléctricos los hay de varios tipos:

Duros: tienen las cerdas con gran rigidez y están recomendados para las bocas bien cuidadas, puesto que no son de tanta sensibilidad. En este sentido, es recomendable no hacer mucha presión a la hora de cepillar, pues se pueden llegar a dañar las partes blandas, caso del esmalte o la encía.

Medio: recomendado para quien tiene buena salud bucodental, pero que no aguanta la presión que ejercen los duros por sus cerdas.

Suave: los que tienen las cerdas más blandas, de fricción menor.

Pensemos en que, a la hora de elegir un buen cepillo de dientes, deberá no solo ajustarse a nuestra cavidad bucal, hay que pensar en otras características que pueden tener gran importancia, lo que hará que obtengamos buenos resultados al limpiarnos los dientes.

¿Qué hay que tener en mente a la hora de elegir un cepillo de dientes?

Muchos especialistas lo que dicen es que los más adecuados son los de textura media, ni cerdas duras ni blandas. Así es como se pueden proteger los dientes, en especial el esmalte de los mismos.

En cuanto a la cabeza, lo mejor es optar por un cepillo que tenga la cabeza de tamaño pequeño o mediano. No elijamos los grandes. Todo tiene una explicación, si optamos por un cepillo de cabeza pequeña, vamos a tener la posibilidad de poder limpiar de mejor manera cada rincón de nuestra boca y dientes, por lo que se podrá llegar a otras partes que de otra manera no podríamos llegar a tener.

Respecto al mango, nuestro consejo es optar por los antiderrapantes, que aseguran un control mucho más seguro. Si vamos a los cepillos flexibles, son también bastante adecuados, pues así vamos a poder limpiarnos de mejor manera cada rincón de nuestra boca.

Otro aspecto importante es que las cerdas del cepillo que vayamos a elegir deberán tener características diferentes. Van a poder ser rectas, onduladas, ligeramente curvas, etc.

Recuerda por último que habrá que proceder a cambiar el cepillo de dientes cuando este tenga las cerdas en mal estado o desgastadas. Si está en buen estado, reiteramos que lo mejor será que se haga cada tres meses, de tal forma que se así evitemos que se acumulen gérmenes.

Esperamos que después de todos estos consejos tengas un poco más claro que tipo de cepillo de dientes elegir ¿no?

Deja un comentario