Europa a la cabeza en reproducción asistida

Europa a la cabeza en reproducción asistida

Europa se ha convertido en líder mundial en reproducción asistida. Ni Estados Unidos, con sus magníficos avances, ni Asia, con Japón a la cabeza, son los continentes en los que se fija el mundo para avanzar en este sector, y lo más interesante es que dentro de Europa, España se mantiene a la cabeza con más de 36.000 bebés nacidos gracias a las técnicas de reproducción asistida en 2015.

Esta situación ha provocado que cientos de profesionales lleguen a nuestro país cada año desde todas partes con el fin de cursar nuestros másteres y post-grados oficiales sobre reproducción asistida. En Ivi Global Education, la rama formativa de Clínicas IVI, nos han confirmado que cada vez son más los estudiantes que se matriculan en sus cursos y másteres provenientes de países extranjeros: Brasil, Argentina, Estados Unidos, Abu Dhabi, etc.

Y es que, aunque los datos son de 2007, podemos asegurar que la situación se ha mantenido estable desde entonces, y ya hace11 años el número de ciclos de tratamiento aumentados a un ritmo del 5 al 10 por ciento anual en Europa, mientras que en otros continentes ese porcentaje es mucho menor.

Según esos mismos datos, la mayor disponibilidad de tratamientos de reproducción asistida está en los países nórdicos como Dinamarca, donde se registraron más de 13.000 ciclos por millón de mujeres hasta 45 años de edad. Por otro lado, la disponibilidad más baja en Europa la tiene Alemania, con 3.931 ciclos.

España a la cabeza

En España se realizaron 109.275 ciclos de tratamiento, por delante de Rusia y Francia, quienes mantenían el liderazgo hasta 2013.

Según la Sociedad Española de Fertilidad, las técnicas más habituales en España son las de fecundación in vitro. La técnica convencional es la FIV, que consiste en la implantación de un óvulo fecundado en el útero de la madre gestante. La tasa de éxito de esta técnica ronda, en nuestro país, el 50%, un dato que a priori puede parecer escaso pero que comparado con la tasa de éxito de un coito que es menor al 12% es totalmente extraordinario.

Somos el país más activo en Europa, por lo que también es habitual que muchos matrimonios provenientes de otros países con menos avances o menos experiencia acaben en las clínicas privadas españolas buscando el llamado “milagro”. Es lo que se llama “turismo reproductivo”.

Ahora bien ¿somos el país más barato para conseguir el éxito en reproducción asistida? Tal vez para los españoles sí, ya que ahora con tanto el tratamiento como el esperma son gratuitos en la Seguridad Social para todas las parejas o madres solteras sin tener en cuenta su condición sexual, pero para aquellas mujeres que optan por las clínicas privadas tal vez no seamos tan económicos.

El tratamiento básico en España ronda los 600 euros siempre y cuando el esperma utilizado provenga del miembro masculino de la pareja, en caso de utilizar semen de donante, este tratamiento puede llegar hasta los 1200 euros. Luego las cifras empiezan a ascender y ascender hasta llegar a triplicar el coste por tratamiento, y el gasto total dependerá del número de ciclos que necesite la mujer para quedar embarazada y llevar a término dicho embarazo.

Así podemos hablar de una media de gasto de 4.000 euros por embarazo, siendo el más económico de unos 600 euros y el más caro de 8.000 y teniendo en cuenta los 110.000 tratamientos anuales que se vienen haciendo desde 2014 hablamos de un negocio que ingresa unos 400 mil millones de euros anuales como mínimo repartidos entre los más de 280 centros que hay en nuestro país.

Ahora bien, tampoco penséis que somos el país más caro pues somos de los más asequibles en Europa, por lo que se nos conoce como la Meca de la Reproducción asistida. Pero el país más barato en Europa es Chequía, donde aseguran tener clínicas baratas y de gran calidad en comparación con la de otros países europeos.

Fuera de Europa cabe destacar a Perú, donde los precios son muy reducidos pues el precio más elevado del tratamiento más caro no sobrepasa los cinco mil dólares (unos 4,300 euros).

Deja un comentario