La realidad de las oposiciones en España

La realidad de las oposiciones en España

Para explicar la demanda en esta área en cifras,  en toda España se ofertan en total 3.473 plazas en ambos cuerpos: 2.029 por el sistema de ingreso libre en el Cuerpo General Administrativo de la Administración del Estado y 1.444 en el Cuerpo General Auxiliar Administrativo; y para estas, en total se han presentado en todo el país un total 126.376 solicitudes para este año.

Esta competencia quizá se deriva de que estas oposiciones en particular no son especialmente difíciles:

  • Los requisitos de acceso son muy fáciles de cumplir.
  • El programa es bastante reducido y asequible; solo consta de 27 temas.
  • Las convocatorias se realizan con mucha regularidad.
  • El número de plazas es bastante generoso.
  • Incluso, según Oposiciones Age, líderes en cursos de formación para oposiciones administrativas, siempre es más sencillo si cuentas con ayuda de profesionales, con un temario actualizado y con material didáctico que lo complemente.
  • De hecho, otra ventaja que los aspirantes encuentran en el área de la administración es que si estudias uno de los temarios, puedes aplicar los conocimientos para las diferentes pruebas en administración (administrativo o auxiliar administrativo, por ejemplo).

Prácticamente cualquiera que ponga constancia y dedicación en el estudio del temario y las aptitudes que se necesitan para el desempeño de las funciones de los cargos podría obtener el puesto. Claro, con la suerte de ser elegido entre la competencia.

La otra cara de las oposiciones: un nuevo reto para los maestros

En los pasados meses, la Conferencia de Decanos y Decanas de Educación ha hecho una evaluación de los procesos de oposición para magisterio en el área educativa y ha encontrado ciertos aspectos a mejorar para optimizar la tan codiciada formación de los maestros del futuro.

Con ellos, también estuvo reunida Carmen Fernández Morante, decana de la facultad de Educación de la Universidad de Santiago de Compostela y presidenta de dicha Conferencia, quien nos habla sobre las preocupaciones que se tienen sobre el sector, las decisiones que se han tomado para mejorar el proceso y lo que se espera en materia de cara al futuro. Así que si tienes como plan optar por una plaza docente en algún lugar de España, te será de utilidad conocer la actualidad sobre el proceso.

Lo primero que se tiene claro es que debe haber un “consenso” político y “sentido común” para poner orden al acceso y formación de la profesión docente.

Por ejemplo, en la selección de estudiantes de magisterio, no debería ser suficiente tener un buen expediente previo, si no que se deberían evaluar otros aspectos más allá de lo académico. Por ejemplo, competencias instrumentales, como la empatía, o aptitudes, como el rigor intelectual, la motivación de la carrera, etc., también son parte esencial del perfil de un buen docente y no se les suele tomar en cuenta en los procesos de admisión.

Cataluña es la única región de España que implementa una prueba extra para la selección de docentes, en la que, por ejemplo, en la prueba de lengua, los alumnos deben corregir un texto. Y es que es primordial que deban hacerlo.

A partir de esta inclusión en la prueba, se creó un filtro, así que los aspirantes comenzaron a llevar esta y otras aptitudes aprendidas para poder ser seleccionados. Solo que esto es un primer paso en un largo camino de mejoras.

Por eso, hace años que se viene proponiendo un cambio en la formación de los docentes. En otros lugares como el Reino Unido o Finlandia, las pruebas específicas incluyen hasta una entrevista personal para indagar en las motivaciones del aspirante para estudiar la carrera o cómo reaccionarían ante un escenario simulado.

En este sentido, se propone un test de aptitudes y una entrevista con el fin de valorar el llamado de vocación del estudiante o sus aptitudes emocionales, por ejemplo.

Y es que como el proceso de admisión no le presta atención a estos factores, los alumnos que se presentan, aunque presentan un buen nivel de formación en general, tienen carencias y cuestiones imprescindibles que no se trabajan; como por ejemplo, la empatía, la capacidad de resolución de conflictos, necesidades en temas instrumentales.

A esto agregan que debido a que el servicio se presta en masas, se ha disminuido la calidad en la formación de las mismas. No existe la dedicación necesaria en prácticas, tutela, seguimiento, coordinación con los supervisores de los centros educativos, evaluación, etc. Situación que ha conllevado a un deterioro forzoso de la experiencia formativa de los futuros maestros.

También, como ocurre con las plazas de médicos, los asistentes a la conferencia reclaman que el número de vacantes en los estudios de Magisterio y al máster de Secundaria deben estar vinculadas en cierta medida a las demandas de empleo público y privado, así como también reclaman a las Administraciones a que hagan una previsión de plantilla a medio y largo plazo.

Incluso, se quiere proponer un MIR para docentes. Es un tema que se viene conversando en estas conferencias desde hace más de 10 años y que en los últimos años otra vez volvió a tomar fuerza

La nueva ministra y el Ministerio se han unido a los adeptos de esta idea y han dado el “sí” a continuar con el proyecto. Así que en dos o tres años se espera que ya se haya implementado un modelo, aunque sea piloto.

De hecho, dicho proyecto de MIR docente ya se encuentra listo en documento para ser evaluado

En lo inmediato, entre los aspectos que consideran que necesitan reforma con mayor urgencia están la gestión de las emociones y del conflicto, la diversidad, la formación por competencias y el componente práctico.

Mientras, los expertos trabajan en definir el perfil del docente del futuro por el que deberán trabajar todos los aspirantes docentes, el cual dicen que debe estar muy bien delimitado, ya que de ahí partirán las directrices para todos los cambios que se quieren hacer. Pero, por los momentos, se comparten diferentes modelos en cuanto a la descripción perfecta.

Deja un comentario