Los riesgos actuales en la economía de la Zona Euro

Los riesgos actuales en la economía de la Zona Euro

El frío se cierne sobre Europa, y precisamente España ha sufrido a lo largo de sus territorios olas de frío que podrían llegar a considerarse impropias para esta época del año. Recordemos que en el sureste de España es relativamente común que las temperaturas cálidas lleguen hasta noviembre.

Pero este no es el caso en este dos mil dieciocho, año que acaba con una particular situación socioeconómica en la mayoría de países relevantes a lo largo del planeta. La situación política internacional es tensa, debido al auge de la extrema derecha en algunos países como Italia o Brasil.

Y la economía, tema sobre el que va a girar el artículo de hoy, está en una situación un tanto compleja, a pesar de su recuperación durante los últimos años. Por suerte, existen sectores que remontan la crisis económica provocada por la burbuja inmobiliaria, siendo el sector de la construcción uno de ellos. De hecho, la venta de viviendas de primera construcción y segunda mano ha aumentado.

Pero también mejoran sectores como el de la pizarra, un sector especialmente relevante durante esta época del año, pues es el último momento para protegerse del frío. En este sector hay una empresa española referente en Europa por su experiencia en el mercado, y su carácter familiar, nos referimos a Pizarras y Derivados, que durante tres generaciones ha trabajado seleccionando la mejor pizarra.

Pero volviendo a la economía, es importante destacar la situación complicada con la que nos encontramos, y aunque ya hemos comentado la tensa situación política, la económica no envidia nada por la situación en algunos sectores. Tanto en España, pero sobre todo en la Unión Europea se ciernen sombras en forma de riesgos.

Este es el tema del que vamos a hablar en el artículo de hoy, los principales riesgos que actualmente existen en la Unión Europea, y en España, y que amenazan con dificultar una situación económica, que todavía no acaba de alcanzar los niveles de antes de la crisis.

Trump, la compra de bonos y el Brexit pueden ser un problema

Hablamos de el protagonista por antonomasia en la actualidad política, y no precisamente por acaparar una ristra de memes larguísima, Trump, que ha concedido una tregua en la guerra comercial aparcando los aranceles a los automóviles europeos y la UE ha tratado de suavizar las tensiones elevando las compras de productos estadounidenses, pero la espada de Damocles del proteccionismo entre ambas potencias no se ha llegado a apartar. Además, la creciente guerra comercial de EEUU con otros países podría debilitar el comercio global, dañando tanto las exportaciones españolas como las inversiones.

El Brexit sigue siendo fruto de muchos debates a nivel nacional en Gran Bretaña, y también a nivel de la Unión Europea. No se sabe que va a pasar, pero existe el riesgo de un brexit duro, precisamente porque las negociaciones entre Londres y Bruselas están siendo duras tanto entre ambos Ejecutivos como, particularmente, dentro del Gabinete de Theresa May, que no quiere parecer demasiado débil ante los ‘Brexiters’ más radicales. Sin embargo, el FMI alerta de que en caso de un Brexit duro “no habrá ganadores”, sino que todos los países saldrían perdiendo.

España es un país con mucha deuda, y se prevé el fin de la compra de bonos para finales de este año. Esto supondrá un reto para las finanzas públicas españolas, que están entre las más endeudadas de Europa. El cierre del grifo por parte del Banco Central Europeo encarecerá la financiación de la deuda española (en el 98,8% del PIB), lo que complicará el ajuste presupuestario que hasta ahora había venido apoyado por la rebaja del coste de los intereses.

El turismo, uno de los sectores que más fuerza tiene en España, verá como se reduce el turismo por la estabilidad de destinos como Egipto y Turquía. No olvidemos que España se ha beneficiado en los años anteriores por la fuga de turistas de otros destinos del Mediterráneo. Sin embargo, la situación está mejorando en Egipto y Turquía, lo que implica que los ‘turistas prestados’ vuelven a estos países. Aunque el sector sigue creciendo y España puede registrar un nuevo récord de turistas este año, el número de visitantes y los ingresos se han ralentizado durante el primer semestre del año.

Deja un comentario