¿Qué debemos saber sobre el cáncer oral?

¿Qué debemos saber sobre el cáncer oral?

El cáncer oral o de boca, es el término que se utiliza para designar cualquier crecimiento o tumoración maligna localizada en la cavidad bucal. Aunque lo más frecuente es que afecte o se desarrolle en los labios, con mayor incidencia en el inferior, o en la lengua, bien es cierto que puede localizarse en cualquier otra parte de la boca como pueden ser las encías superiores o inferiores, el paladar, el suelo de la boca, el revestimiento interno de las mejillas, en el trígono retromolar, que es la pequeña parte situada detrás de las muelas del juicio, la parte de la garganta detrás de la boca, etc. En el caso de España, se estima que al año afecta a 7 de cada 100.000 personas, lo que representa un 5% de los cánceres que se diagnostican. Según estudios realizados, la población con mayor incidencia es la masculina, en una proporción entre tres y cinco veces superior a la femenina, diagnosticándose generalmente a partir de los 40 años, pero sobre todo a partir de los 65.

La detección temprana de este tipo de problemas bucales es fundamental para tener mayores probabilidades de curación, por lo que las revisiones o consultas periódicas con el especialista en odontología cobra una especial importancia. En  Belmonte Centro Avanzado de Odontología recomiendan una revisión semestral o, como mucho, anual. Esta clínica dental es un referente en el que buscar asesoramiento pues cuenta un equipo profesional y humano liderado por el doctor Nicolás Belmonte, que tras un exhaustivo examen y diagnóstico dará una solución individualizada y personal a cada paciente, poniendo a su disposición las técnicas más avanzadas de estudio como la ortopantomografía digital, sonda peri probe, estudios microbiológicos, de saliva y pH, por lo que os recomendamos que lo visitéis a él, así como también si queréis hacer un tratamiento tal como estética dental, ortodoncia, implantes, prótesis, periodoncia, bruxismo, etc. No obstante, y para que lo tengáis presente, los principales síntomas que se pueden presentar y a los que se deben prestar atención son:

  • Una llaga en el labio o en la boca que no cicatriza.
  • Mancha roja o blanca en las encías, la lengua o cualquier otra parte de la boca.
  • Ronquera persistente o cambios en la voz.
  • Adormecimiento de la boca o de la lengua.
  • Sensación de tener algo atragantado en mitad de la garganta.
  • Dolor o sangrado en la boca.
  • Dificultad para tragar, masticar o mover la lengua o mandíbula.
  • Pérdida de piezas dentales o dolor de encías, dientes, muelas o incluso oídos y mandíbulas

Factores de riesgo

Se puede decir que existen determinados factores que están directamente asociados a este tipo de cáncer y que su consumo tiene una elevada incidencia sobre la aparición y desarrollo del mismo, entre ellos podemos destacar los siguientes:

  • Consumo de tabaco. Se estima que el 75% de los casos de cáncer oral están directamente relacionados con el consumo de cigarrillos, cigarros, fumar en pipa, mascar tabaco o tomar rapé. Se considera que los fumadores pasivos o aquellos que, sin fumar directamente, inhalan de forma continuada humo proveniente de otras personas también pueden incrementar su riesgo de desarrollar este tipo de cáncer. Esto es algo de lo que los ciudadanos y no son conscientes y, por ello, los dentistas advierten que el 75% de los casos de cáncer oral se detecta tarde.
  • Aproximadamente un 70% de las que personas que beben de forma abundante y habitual alcohol acabaran padeciendo este tipo de cáncer. Si a ello se une que son consumidores de las dos opciones anteriores, es decir consumen alcohol y tabaco, sus probabilidades de sufrir cáncer oral aumentan se multiplican.
  • Exposición prolongada y excesiva al sol. Puede provocar una aparición de cáncer en la zona labial, por lo que los trabajadores al aire libre deben de tener un especial cuidado.
  • Infección provocada por el virus del papiloma humano. Mantener relaciones sexuales, incluido el sexo oral, con una persona afectada con este virus es la forma más frecuente de contagiarse.
  • Irritación crónica de las mucosas de la boca, provocada por dentaduras o prótesis dentales mal ajustadas, o causada por una deficiente higiene bucal puede estar detrás de un cáncer bucal.
  • Un déficit continuado y prolongado de vitaminas, fundamentalmente A y C, pueden contribuir al inicio de la formación de estos tumores.

La nutrición es un factor sumamente importante durante el tratamiento de estos pacientes, que deberán evitar consumir comidas demasiado calientes, con grandes cantidades de especias, muy azucaradas o demasiado ácidas, siendo aconsejable la trituración de los alimentos para evitar una masticación prolongada. Así, siguiendo los consejos del especialista y estos que os acabamos de dar, la tasa de supervivencia general, a 5 años, de este tipo de cáncer con un diagnóstico temprano es del 84%.

Deja un comentario