España, el país de los toldos verdes

España, el país de los toldos verdes

En plena época de discusiones por banderas, algo que nos parece lamentable, hay un país en la Unión Europea que siempre luce un color en los toldos de sus establecimientos. España. ¿Por qué? Pues eso es lo que te vamos a intentar descifrar hoy. Es cierto que no es al 100%, nada en la vida lo es, pero seguro que a partir de ahora te fijas en que este color es el que predomina en la mayoría de las tiendas, sobre todo las de alimentación. Y es que ya sabemos, y Europa lo sabe, que Spain is Different.

Pues bien, si sales a la calle te puedes dar cuenta de que la mayoría de los toldos que hay en España son verdes. El primero que se dio cuenta de todo esto fue el investigador y arquitecto jienense Pablo Arboleda, que contó su historia para El Español. “Yo creo que hay una conjunción de motivos (la época, las comunidades de vecinos…), pero también puede responder a algo tan intangible como una moda”, explicó en su día al periódico digital.

Para conocer más y tener cultura no hay nada como viajar. Y esto es lo que ocurrió a Pablo, que se dio cuenta de la coincidencia al volver a España. Hizo un máster en Alemania y el doctorado en Weimar. Después de pasar unos años en el extranjero, pero siempre en Europa, se dio cuenta de que “Los barrios están llenos de balcones con toldos verdes”. ¿Por qué?

Según sus estudios, la eclosión del toldo verde fue en los años 60, todavía estaba en España el dictador Franco, cuando las ciudades crecían. Perduró en los 70 y 80 y, tal vez, solo comenzó a languidecer con el cambio de siglo. Pero todavía son muchos los que piden este color, como nos cuentan desde Rolltec, que creen que hay una explicación muy simple para este fenómeno. Al final parece que todo se debe a la cromoterapia. Es decir, los colores verdes y los azules dejan una luz muy bonita. Entonces, si las empresas de toldos tenían que recomendar uno u otro, pues estaba clara la preferencia. No lo ibas a poner de rojo, que llamaba la atención, o de amarillo. En los hospitales, por ejemplo, se utiliza el verde porque da tranquilidad, serenidad. Hasta el mismísimo Federico García Lorca ya lo decía, ““verde que te quiero verde, verde viento, verdes ramas”.

Comunidad de vecinos

Y en este estudio, Pablo llega a una coincidencia que podría ser todavía más certera. Y es que con la llegada de las casas con terrazas, son muchos los propietarios que apuestan por un toldo para cubrirlo y resguardarse del sol. Pues bien, como bien sabes, para poner esta instalación había que pedir permiso a la Comunidad. Imagínate que se estropea el toldo. No lo puedes poner de otro color porque tienes que respetar la estética del edificio y tendrías que llegar a un acuerdo con tus vecinos para cambiar todos los del bloque. Pues sería un lío pardo. Por este motivo, se apostó por el verde y todos contentos. Pasan los años y el verde sigue siendo el color tradicional.

Por lo sentimental

Hay más teorías. La mayoría de estos toldos se pueden ver en apartamentos costeros. Pues bien, según otros expertos muchas de las familias que compraban esos pisos típicamente setetenteros venían del campo y el verde les podía recordar, de alguna manera, a su lugar de origen. Así que en este caso era más sentimental que práctico. Incluso una teoría, ya has visto que tenemos muchas, dice que el verde pegaba con el tradicional ladrillo anaranjado y marrón de aquellos edificios. ¿Qué te parece? ¿Con qué teoría te quedas?

El estudio de Pablo ha causado mucha sensación en las redes sociales. Hasta el punto de que creó un grupo en Facebook, Amigos del Toldo Verde, donde a fecha de hoy se juntan casi 2.700 personas de los cuatro puntos cardinales. Todos ellos tienen fascinación por los toldos y no dudan en subir imágenes para comprobar que esta teoría es cierta.  Su objetivo está claro: “Dotar al toldo verde de la atención que merece, posicionándolo como símbolo de significación identitaria y, por ende, patrimonial. Porque patrimonio es lo que somos; no lo que queremos ser”.

Y estoy seguro que la próxima vez que salgas a la calle te vas a fijar si esta teoría es cierta. Y si sales fuera de España, a cualquier país de Europa, vas a comprobar cómo lo del toldo verde y nuestro país es un idilio de hace muchos años. ¿Verdad?

 

Deja una respuesta