Las botas de fútbol

Las botas de fútbol

La práctica del deporte es de lo más beneficiosa para los más pequeños. Cuando empieza en cualquier disciplina deportiva es de gran importancia que cuenten con el equipamiento adecuado.

El proceso de compra de unas botas de fútbol para niños online no es fácil, más si son las primeras. Hay que buscar calidad, pero que a la vez les quede bien y que no signifique gastarse una fortuna. Ahorrar tiene gran importancia si el niño todavía no se ha metido totalmente en el juego. Existen muchas marcas y modelos en el mercado, por lo que habrá que elegir. No obstante, si no estamos muy seguros de qué hacer, es mejor dejarnos asesorar por expertos en el sector como los que podemos encontrar en Marian SportDechatlon.

¿Cómo se hacen las botas de fútbol?

Si conocemos bien los componentes vamos a poder elegir las mejores. La parte superior exterior tiene gran suavidad, todo ello lo que busca es que el jugador se sienta bien cuando patee la pelota.

La suela externa en la parte baja, le da protección y tracción.  Gracia a la plantilla, se absorben choques y el confort es mayor. Puede merecer la pena la tela sintética en el caso de jugadores que tengan una mayor juventud.

Cuando vemos botas de fútbol de niños, es importante mirar la zona de dentro de los zapatos, pues los pies deben respirar bien. Ligereza y capacidad de absorción.

La comodidad es importante

Está claro que las botas de fútbol para niños tienen que tener como meta la comodidad para el niño. No deben molestarles ni por la talla ni la forma del pie. Cuando se compra en una tienda es fundamental probarlas y andar por la tienda. En el caso de que las compremos online, hay que saber la talla y marca que uno prefiere, pudiendo medir el largo y ancho del pie pequeño para poder elegir mejor.

Cuando use las botas  por primera vez, adquiere gran importancia que se suelten los cordones desde abajo. Esta es la manera en la que vas a saber si los sienten bien o no. En el caso de que no le queden bien, será que no es para ellos.

Asegurarse de que es la talla correcta

Si queremos que las botas les duren más tiempo a los pequeños. Lo mejor es que sus pies cuenten con espacio suficiente para crecer. Lo mejor es utilizar tu dedo pequeño como una guía que te permita saber el espacio que tiene que haber en la parte delantera de la bota.

Cuando se presiona en la punta con ese dedo, tienes que sentir bastante espacio entre los dedos del pie y la parte delantera de la bota. Tiene que haber algo de espacio, pero no mucho, puesto que si lo hay, podrían sentirse poco cómodos e incluso resbalarse.

Encontrar la bota que más se adapte a su juego

Para que el niño pueda desarrollar su forma de jugar, es preciso dar con unas botas de fútbol que se adapten a su estilo propio de juego y que le ayuden en su desempeño. Depende de la posición de juego que tenga, quizá precise de unas botas de menor peso o que tengan más protección en algunas áreas.

Estamos ante un punto realmente importante, no solo por las botas, también por la importancia que tiene el que el niño se pueda desarrollar como jugador. No es bueno comparar el juego o las zapatillas con las de otros, lo mejor es saber primero nuestro estilo de juego y encontrar un par que pueda adaptarse a ello.

Un ejemplo claro, si tu hijo tiene rapidez y gusta de jugar hacia adelante convendrá comprarle botas que sean ligeras, pues serán de más ayuda para que corra y su confianza ganará muchos enteros.  Hay que pensar mucho en la elección de esas botas correctas que puedan elevar su juego a otro nivel.

Está claro que cuanta más afición tenga y cualidades, más tendremos que acertar en la compra de las botas, pero también su perfil será más claro. Eso sí, por encima de todo no olvides que tiene que disfrutar del juego, sin eso no hay nada.

Deja un comentario