Alimentos indispensables de la dieta mediterránea

Alimentos indispensables de la dieta mediterránea

La dieta mediterránea es la alimentación tradicional de varios países con clima mediterráneo como Italia, España o Grecia. Es un tipo alimentación muy saludable y por eso goza de gran reputación a nivel mundial, incluso es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco. Principalmente la dieta mediterránea se basa en los ingredientes de la tierra, fomentando las verduras, hortalizas y frutas frente a otros alimentos como los hidratos de carbono o las grasas. No obstante, esto no quiere decir que no se consuman este tipo de alimentos, sino que en menor medida.

Y debido a la importancia de la dieta mediterránea vamos a descubrir los alimentos indispensables que no pueden faltar.

  1. Aceite de oliva

Es el aceite de oliva es el alimento clave de la dieta mediterránea y se consume especialmente la variedad de Aceite de Oliva Virgen Extra, la de mayor calidad y más saludable. “El Aceite de Oliva Virgen Extra es rico en vitamina E y grasos monoinsaturados. Cuenta con muchas propiedades entre las que destacan que aumenta los niveles de colesterol bueno y disminuye el colesterol malo, así como es beneficioso para controlar la hipertensión arterial o la diabetes”, explican desde la Cooperativa Agrícola Nuestra Señora de los Ángeles, donde producen aceite de oliva de la máxima calidad.

  1. Cereales y pan

Los cereales y el pan son otro alimento clave en la dieta mediterránea. No obstante, su consumo no debería ser excesivo debido a su composición en carbohidratos. Los cereales se consumen primordialmente a través del pan, un alimento que acompaña las comidas, pero también como pasta o arroz. Si bien es verdad, en la dieta mediterránea el trigo es el rey de los cereales. Hay que señalar que estos alimentos proporcionan energía y fibra, especialmente los productos integrales.

  1. Ajo y cebolla

En la dieta mediterránea se utilizan muchos condimentos y aderezos para dar sabor a los platos. Y dos clásicos que no pueden faltar son los ajos y la cebolla. Sobre el ajo hay que señalar que es un alimento que incrementa las defensas del organismo, es antiinflamatorio y anticoagulante. Mientras que entre las propiedades de la cebolla destaca su alta fuente de fibra y que favorece la digestión.

  1. Huevos

Los huevos son otro de los alimentos de la dieta mediterránea. Si bien es verdad que no son tan importantes como las frutas o las verduras, pero su consumo es saludable. Los huevos contienen proteínas, son un alimento con bajo contenido calóricos y sus grasas están equilibradas. Antes se recomendaba consumir 2 huevos a la semana, ya que estaban relacionados con el colesterol. Aunque actualmente la OMS establece que se deben consumir entre 3 y 5, pero si que si se tiene colesterol su ingesta se debe reducir a 2-3 huevos completos u optar por tomar solo la clara, ya que es la parte con más saludable y con menos colesterol.

  1. Vegetales, hortalizas, frutas y legumbres

Los vegetales y todos alimentos del campo como hortalizas, frutas o legumbres son la base de la dieta mediterránea. Son una importante fuente de vitaminas y fibra y sus propiedades son tan beneficiosas que previenen muchas enfermedades como algunos tipos de cáncer o enfermedades cardiovasculares. Las verduras, legumbres y hortalizas de consumen normalmente en platos de cuchara, simplemente cocidas o en ensalada. Sobre las frutas es el postre más saludable de la dieta mediterránea y se recomienda su consumo en lugar de otros postres como dulces o pasteles que su consumo debería ser ocasional. Hay que señalar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda comer al día 5 piezas de fruta, por lo que además de tomarlas como postre son un alimento perfecto para acompañar desayunos y meriendas.

  1. Carne blanca y roja

Continuamos con otro alimento que conforma la dieta mediterránea, la carne, una fuente de proteínas y minerales con alto valor como vitamina B12, potasio, hierro, fósforo y zinc. Se pueden consumir carnes blancas y rojas, ya que cada una de ellas cuenta con unas características. Y el consumo de carnes frescas debe ser de entre 3 y 4 veces a la semana acompañándolas de platos con vegetales.

  1. Pescado

El pescado es otro de los alimentos indispensables de la dieta mediterránea. Se recomienda consumir diferentes tipos de pescado, pero en especial el azul como sardinas o anchoas. En cualquier caso, el pescado ofrece multitud de propiedades y es un agente protector de muchas enfermedades cardiovasculares.

  1. Lácteos

Los lácteos también son un básico de la dieta mediterránea y se consumen diferentes tipos como leche, yogures o quesos.

Deja una respuesta