Cómo elegir una buena asesoría de autónomos y empresas

Cómo elegir una buena asesoría de autónomos y empresas

Las asesorías normalmente son una parte fundamental de cara a ir desarrollando la labor de empresas y autónomos. El caso es que tener una asesoría buena es importante para trabajar bien en el negocio.

Sí que es cierto que en los últimos años se vive un aumento del nacimiento de asesorías, las cuales hacen unos servicios bastante completos que nos pueden aconsejar en materia fiscal, contable, laboral o de seguridad en la protección de datos. Siempre es importante que una asesoría esté especializada, por lo que como opinan los profesionales en asesoría de Martin Laucirica la función especial del trabajo en la asesoría es apoyarnos en todos los temas donde no estemos especializados.

Lo primero que hay que valorar cuando se contrata una asesoría es en el tipo de negocio. En este punto es importante tener claro qué clase de negocio tenemos y saber las debilidades del mismo.

Pensando en todos esto, existen varias opciones, una de ellas es tener una empresa colaboradora que ejecute las tareas de asesoría de forma oficial. Así se tiene un compromiso mayor, más sentido de pertenencia y todo lo que necesitamos a nuestro alcance de manera rápida.

Otra alternativa interesante es la de elegir entre una asesoría en la red u otra que tenga sede física. Las virtudes y defectos de uno y otro modo van a depender de la disponibilidad que tengamos.

 Especializarse es fundamental

Otro punto importante es especializarse. La asesoría por la que nos decantemos tendrá que tener una buena especialización en nuestro sector, de tal forma que pueda aplicar los parámetros en el campo fiscal, la protección de datos o la prevención de riesgos laborales en nuestro negocio en cuestión.

Puede suceder que si contáis con un negocio online, lo más probable es que precises una asesoría que esté especializada en vuestro sector, que se pueda demostrar y que haya colaborado con otra empresa que oferte servicios similares a los que hacéis.

Si por el contrario, lo que se busca es un local en una población para la apertura de un restaurante o bar, pues deberás optar por una asesoría que tenga una dilatada experiencia en las licencias de actividad y que conozca todas las normas que vamos a realizar.

 Transparencia y comunicación continúa

Otro aspecto que hay que mirar muy bien es que en la asesoría sean transparentes y que hagan propicia una comunicación directa y continua con nosotros. Cuando una empresario contrata a una asesoría es gracias a que él no puede encargarse de todo el trabajo que lo supone.

Todo esto deja claro que la contratación de una asesoría no debe ponernos más duras las cosas de las que ya lo son, al revés, debe hacer que sea más fácil. Uno de los indicios de que contratamos una asesoría de calidad es que no será necesario que llamemos nosotros, pues van a ser los que nos llamarán de cara a ofertarnos las distintas opciones que podemos elegir.

La comunicación entre asesoría y la empresa tiene que ser día a día, para saber en qué situación se mueve.

Asesoría dinámica y resolutiva

Hay que también valorar que para la contratación de una asesoría es importante el dinamismo y la capacidad resolutiva. En el caso de que estemos interesados en una asesoría tenemos que fijarnos en si son profesionales proactivos que buscan e investigan las posibles ventajas para nuestro negocio o si se adelantan a nosotros para darnos el menor trabajo posible.

Hay que tener claro que los trabajos de las asesoría descargan mucho el trabajo de sus clientes, por lo que ahorran tiempo y trabajo, algo que se debe tener en cuenta. La burocracia o las farragosas presentaciones en muchos casos a subvenciones o a diversos concursos suelen requerir a las empresas mucho tiempo y trabajo que va en detrimento del día a día.

Comparación de precios y servicios

Queremos terminar con la última de las claves que os daremos hoy que es comparar los precios y servicios que ofertan las asesorías. En este sentido, pensemos que al contratar una asesoría, lo mejor es no dejarnos llevar por los precios más bajos, puesto que esto va a significar menos implicación en el negocio.

Lo más ventajoso es solicitar varios presupuestos y pensar qué opción es mejor y proporciona un servicio más completo. En cuanto sepamos esto, el resto lo decidiremos sin problema.

Como puedes ver, la elección de una buena asesoría no es algo sencillo si realmente queremos una asesoría que haga bien el trabajo de verdad. Así que ya sabes, tranquilidad y la elección será más exitosa.

Deja una respuesta