Criterios para elegir una buena clínica dental

Criterios para elegir una buena clínica dental

Las visitas de forma periódica al dentista son fundamentales para tener una buena salud bucal. Expertos como los de Clínica Dental David Alfaro creen que lo mejor sería siempre hacer una visita cada medio año y más frecuentemente cuando el paciente esté inmerso en algún tratamiento dental. Conscientes de que no siempre es fácil elegir una buena clínica dental, vamos a daros algunos criterios a seguir

¿Qué preguntas debemos hacernos?

Algo que podemos hacer es preguntar a nuestros amigos, conocidos o parientes sobre dónde van ellos a controlar su salud bucodental. Una buena idea al darte datos exactos sobre las clínicas a las que van. Otra opción es Internet, donde puedes, por ejemplo buscar los centros más próximos al hogar o a tu centro de trabajo. De igual forma podrás ver las opiniones que los demás usuarios tengan en las redes.

En cuanto elijas centro de odontología, lo mejor es que el dentista que te atienda esté colegiado. No lo dudes, pide el número y chequea su información en la web. Los dentistas calificados tienen que pertenecer a un Colegio de Odontólogos y Estomatólogos, lo que hace que estén certificados para ejercer la profesión.

Igualmente, debemos saber que el personal que está trabajando con el dentista tiene que ser higienista o auxiliar que cuente con la debida cualificación.

En el caso de que ya hayas visto todo lo anterior y hayas dado con una buena clínica, te toca la primera consulta, que tendrá que ser lo suficientemente larga y pormenorizada. En ella te harán una revisión que es vital para conocer en qué condiciones está la salud de tu boca. El dentista te va a tener que explicar los tratamientos que recomienda, la duración y otros detalles que desees saber.

Tendrá que ser siempre un profesional el que te atienda, y es normal que desconfíes si te atiende otra persona que no esté debidamente formada. Siempre que vayas a comenzar un tratamiento tendrá que haber un dentista u odontólogo que sea el responsable de llevarlo de principio a final y darte el aviso en caso de que no pueda continuarlo.

En el momento en que haya ya un diagnóstico sobre el tratamiento posible a realizar, el siguiente paso no lo olvides va a ser el presupuesto. En estos casos lo mejor es chequear que el precio no sea ni muy barato ni muy caro. Estamos en un sector donde lo mejor es no creer en las mágicas ofertas, pues los materiales son caros.

Las actualizaciones tecnológicas que puedan tener los centros de salud bucal también son importantes, donde el paciente tiene derecho a que los  profesionales estén formados y donde el profesional sanitario tiene que estar formado y a la última en cuanto a las soluciones en el campo de la odontología.

Adquiere gran importancia el sentirse cómodo con el profesional que elijamos. Todo esto es bastante importante, pues es la persona en la que se confía una parte importante del cuerpo. Aquí el profesional de la salud bucal tendrá que tener un gran compromiso con la salud bucal de los pacientes orientándolos para poder prevenir problemas más importantes.

Esto puede ir desde la forma en que se cepillan los dientes hasta el número de revisiones que tenemos que hacer a lo largo del año.

Las clínicas dentales también tienen que ayudar a la superación del clásico miedo al dentista

Con frecuencia ocurre que se tiene miedo al dentista, algo que ocurre más a menudo de lo que piensas. El caso es que con la ayuda de los propios dentistas profesionales y pensando en que este miedo puede ocurrir sin motivo alguno, se pueden hacer algunas acciones que van a ayudar a superar este miedo.

El dentista debe ser una persona comprensiva, incluso alguno deberá de estar especializado en los pacientes que sufren de ansiedad. Antes de ir a la primera cita, lo mejor es visitar la clínica, lo que valdrá para familiarizarse con el ambiente e ir confiando en el profesional.

Una idea magnífica es pedir cita a primera hora del día. Será de gran utilidad para que la ansiedad no se acumule durante todo el día. Lo mejor es no llegar con antelación a la hora que te indiquen, así no tendrás que sumar mayor estrés.

En fin, que contar con una clínica dental de confianza es de gran importancia cuando queremos tener una buena salud dental, por lo que ir a la consulta es una forma más de que cuidemos nuestra salud. Esperemos que tengas suerte en tu elección, solo es fijarse en algunas de las cosas que os hemos dicho en el artículo.

Deja un comentario