La cerámica, un producto clave para muchas empresas

La cerámica, un producto clave para muchas empresas

La cerámica es uno de los productos más importantes para muchas empresas de Europa y es que, sobre todo en España, somos grandes productores de este tipo de piezas que bien podríamos considerar arte. Esto se debe a que, a lo largo de los años, poco o nada ha ido cambiando su proceso de producción y todavía podemos decir que es un trabajo artesanal, en muchos casos, en el que el operario pone todo su empeño para poder ofrecer un producto de calidad que esté a la altura de las exigencias de los consumidores. En la antigüedad, este arte tenía usos tan dispares como servir de vasijas, de vasos, platos, recipientes para líquidos… pero lo curioso es que en la actualidad se le están dando otros usos que se desconocían hasta ahora y que a más de uno pillarían por sorpresa, puesto que la asociación de ideas es compleja. Así, la firma Luxury Sex Design ofrece varias colecciones ejecutadas por artesanos y diseñadores de toda Europa en la que la cerámica sirve para crear juguetes sexuales que pueden decorar y no contaminan.

Pero esta es solo una de las nuevas utilidades que le damos a la cerámica y es que el barro nos ofrece un sinfín de posibilidades para trabajarlo y crear con él lo que más nos apetezca. Así, hoy en día es muy habitual, sobre todo en las bodas realizadas en Galicia, que se de a los invitados unas tazas de Queimada con los nombres de los contrayentes, las cuales, además de servir para beber el brebaje típico del lugar, también son uno de los recuerdos que se dan a los invitados por asistir al convite. Y es que, como os decimos, las utilidades de la cerámica son inmensas, por lo que si vosotros estáis pensando en poner un toque de estos productos en vuestra vida, nosotros os recomendamos que os paséis por la tienda de Cerámica a mano alzada, una compañía que trabaja el producto de forma artesanal y cuyos resultados son dignos de los mejores museos del mundo, puesto que está trabajada con cariño y detalle.

Las propiedades de este material, depende en gran medida de su composición, aunque si bien es cierto, entre las diferentes variantes que existen de él, en general comparten las siguientes propiedades:

  • Estructura cristalina. No obstante, también hay materiales que no poseen esta estructura o la tienen solo en ciertos sectores.
  • Tienen una densidad aproximada de 2g/cm3.
  • Se trata de materiales con propiedades aislantes de electricidad y de calor.
  • Tienen un coeficiente de dilatación bajo.
  • Tienen un punto de fusión alto.
  • Por lo general son impermeables.
  • Nos son combustibles ni oxidables.
  • Son duros, pero frágiles y ligeros al mismo tiempo.
  • Son resistentes a la compresión, al desgaste y a la corrosión.
  • Tienen heladicidad, o capacidad de soportar bajas temperaturas sin deteriorarse.
  • Poseen estabilidad química.
  • Requieren cierta porosidad.

Asimismo, los materiales cerámicos que más usamos hoy en día y que se alejan de los tradicionales, están pensados para otro tipo de usos, por lo que, aunque menos conocidos, porque no los tenemos en casa, la realidad es que son muy habituales y, entre otros, son:

  • Alúmina (Al2O3). Se usa para contener metal fundido.
  • Nitruro de aluminio (AIN). Se usa como material para circuitos integrados y como sustituto del AI203.
  • Carburo de boro (B4C). Sirve para fabricar blindaje nuclear.
  • Carburo de silicio (SiC). Se usa para recubrir metales, por su resistencia a la oxidación.
  • Nitruro de silicio (Si3N4). Se usan en la fabricación de los componentes de motores automotrices y turbinas de gas.
  • Boruro de Titanio (TiB2). También participa en la fabricación de blindajes.
  • Urania (UO2). Sirve de combustible para reactores nucleares.

¿Cuáles son los usos principales de la cerámica?

Como os venimos diciendo, nosotros estamos habituados a ver materiales cerámicos en nuestras casas, pero más allá de ellas, la realidad es que tienen otros muchos usos, los cuales se derivan de sus propiedades. Entre ellos, algunos nos ayudan a que nos desplacemos por el mundo y otros están más pensados para las comunicaciones o la medicina. De este modo, los usos más comunes son:

  • En la industria aeroespacial. En este ramo se requieren componentes ligeros con resistencia a las altas temperaturas y a exigencias mecánicas.
  • En la biomedicina. En este ámbito son útiles para la elaboración de huesos, dientes, implantes, etc.
  • En la electrónica. Donde estos materiales se emplean para la fabricación de amplificadores láser, fibra óptica, condensadores, lentes, aislantes, entre otros.

En la industria energética. Es donde los materiales cerámicos pueden resultar en componentes de combustibles nucleares, por ejemplo.

Deja un comentario