Rincones de España con encanto

Rincones de España con encanto

Hay lugares de ensueño, rincones fascinantes,  playas que enamoran, parques naturales que encandilan o ciudades y pueblos llenos de historia que merecen ser visitados. Es tiempo de disfrutar de momentos que emocionan y brindan magia.  Estos son algunos destinos que merecen  ser visitados.

Islas Cíes (Vigo)

Belleza, tranquilidad, paz, relajación son algunas de las palabras que emergen a la mente cuando nos acercamos al archipiélago de las islas Cíes. Tres islas que se pueden recorrer en barco haciendo un tour o también  acampar para  disfrutar de esa belleza de reserva natural.  En  el plano gastronómico  el marisco del cantábrico merece ser degustado.

Lagos de Covadonga, Asturias

Ubicados muy cerca del municipio de Cangas de Onís, están los tres lagos  de Covadonga: Enol, Ercina y Bricial  – éste último sólo tiene agua en épocas de deshielo- .  El mejor momento para visitar los lagos es en verano. Están a una altitud de 1.134 metros sobre el nivel del mar.  Todo un paraje que se puede recorrer de manera cómoda y aprovechar, si hay tiempo,  para conocer otras localidades como Oviedo o Gijón.

Úbeda  y Baeza (Jaén)

En opinión de  María Jesús Rodríguez, responsable de la web visitaubedaybaeza.com: estas dos ciudades Patrimonio de la Humanidad en 2003 son una de las mejores opciones para hacer turismo en Jaén, desde un punto de vista cultural y gastronómico.  Según Rodríguez, turismo en Úbeda y Baeza equivale a magia. Y si se preguntan: ¿qué ver en estas dos ciudades llenas de joyas renacentistas? monumentos tales como: la iglesia de Santa María de los Reales Alcázares, la sacra capilla del Salvador, el centro de interpretación del Olivar, la catedral de Baeza…Y ¡cómo no! también  disfrutar de la gastronomía del lugar  basada en el olivar o el aceite de oliva.

Menorca

La Unesco la declaró Reserva de Biosfera  el 8 de octubre de 1993. Todo un paraíso terrenal, un lugar ideal para renovarse y desprenderse del estrés, a la vez que disfrutar  de todo lo que implica Menorca: sus maravillosas calas, su agua cristalina, su arena fina  y su rica gastronomía.  Una tierra basada en la agricultura y ganadería como principales formas de vida. Una isla que eligen, con la llegada del verano,  muchísimas personas para olvidarse de la rutina y del mundo laboral, entre ellos famosos  y presidentes.

Toledo

A tan sólo una hora de la capital de España está ubicada esta ciudad. Destaca por su riqueza arquitectónica y sus edificios religiosos. Mencionar Toledo es también recordar al Greco. Cualquier momento es bueno para visitar los cuadros del pintor y la ciudad donde residió desde 1577 hasta que falleció en 1614.  Toledo también destaca por edificios de la época del cristianismo, islamismo y judaísmo, y  toda la belleza nocturna de  los mismos  resplandeciendo con sus luces y sus gentes transitando por sus calles

Playa de Gulpiyuri, Asturias

Asturias destaca por su belleza. Esta playa está ubicada en el pueblo de Naves.  Puede ser buen momento para aprovechar y conocer también Ribadesella y Llanes.  Gulpiyuri es una playa interior, más bien escondida, casi intacta. El paisaje y la escasa profundidad de sus aguas la convierten en un lugar que no se debe dejar de visitar.

Embalse del Chorro, Málaga.

Un lugar ideal para disfrutar de tranquilidad, vistas impresionantes y atardeceres hermosos en plena naturaleza. Además, se puede aprovechar este momento para visitar también la ciudad de Málaga; toda su belleza, su centro histórico, su gente y su alegría. Monumentos como la Alcazaba, el Museo Picasso, la Catedral de la Encarnación o  su puerto y playas… esperan diariamente al visitante.

Playa de Mónsul, Cabo de Gata, Almería

En pleno parque natural de Cabo de Gata-Nijar, declarado Reserva de la Biosfera, está asentada esta playa.  Es  una de las que recibe mayor afluencia de gente y de las más conocidas de la costa almeriense, junto con la playa de los Genoveses. Se caracteriza por su peineta –acantilado rocoso en forma de ola- de origen volcánico y su duna. Cuenta con una longitud de unos 300 metros,  su arena es oscura, fina y sus aguas cristalinas.

Escenas de películas muy conocidas, a nivel internacional, como Indiana Jones y la Última Cruzada o la Historia Interminable, entre otras, han sido rodadas en esta playa y tierras.  El  entorno es volcánico con hermosos paisajes.

Cuevas del Drach, Isla de Mallorca

Están ubicadas en el municipio de Manacor. Cada una de ellas cuentan con su propia  denominación: cueva negra, cueva Luis Salvador, Blanca y cueva de los Franceses.  Todas ellas están entrelazadas de manera natural y han ido creando sus  estalactitas y estalagmitas.

Destaca el lago Martel que se encuentra en su interior, considerado  uno de los más grandes del mundo. Se puede recorrer sus 1200 metros mediante un paseo en barca, a la vez que escuchar un concierto de música clásica.

Salinas de San Pedro del Pinatar, Murcia

Dos denominaciones: a partir de 1985  reserva natural protegida y desde  1992 se convirtió en Parque Regional. En un principio era una laguna litoral y se transformó en salinas, todo un  bien productivo, en explotación. Entre la  fauna y flora que se puede encontrar están el charrancito, el flamenco, el junco, la cigüeñela. Las playas están muy concurridas.  Existe también la tradición de baños de lodo.

Salinas de Fuencaliente, la Palma

Elementos como el agua,  la  tierra y el aíre han contribuido a convertir, a lo largo de los años, a las salinas en todo un lugar  de contrastes.  Entre los colores destacan el negro volcánico, el azúl del océano y el color blanco de la sal. Todo un gran espectáculo que merece la pena visitar y apreciar al menos una vez en la vida.

Monasterio de Piedra, Zaragoza

La  cascada de Cola de Caballo con su espectacular salto de agua, el lago del Espejo,  aves sobrevolando el área y, por supuesto, otros lagos y cascadas contribuyen a ofrecer todo un espectáculo digno de admirar.  Un paraje que también favorece las visitas del turista  y su asentamiento gracias al hotel,  spa,  centro de hidroterapia y los restaurantes  Reyes de Aragón y el de Piedra Vieja. Por su parte, el Monasterio data del siglo XIII y está protegido por una muralla de estilo medieval.

Deja un comentario