La elección de residencia de ancianos

La elección de residencia de ancianos

Siempre es importante saber los servicios con los que cuenta una buena residencia de ancianos. Hay centros que tienen servicios que no los presta la residencia propiamente. En este sentido, hay residencias que cuentan con servicio de enfermería y médico, pero lo que no dicen es que es el servicio que da el propio centro sanitario en esa zona en cualquier domicilio.

El que los profesionales que proporcionan estos servicios en los propios centros, va a implicar que trabajen por los usuarios realizando un seguimiento individualizado.

Adquiere también gran importancia conocer qué disponibilidad hay en los servicios, así como la jornada que dedica da cada uno de ellos a la propia atención del usuario. Hay centros que ofertan servicios de fisioterapia o de terapia ocupacional y que no reflejan que los servicios se dan solo tres horas a la semana y sin dedicación exclusiva y diaria a los usuarios.

Otro aspecto que merece la pena atender es que en la residencia de personas mayores deben esforzarse por mantener siempre que se pueda la autonomía personal de los usuarios, donde tienen para todo ello una serie de procesos que son ejecutados por profesionales técnicos con la debida competencia.

Para todo esto se necesita un servicio de fisioterapia adecuado y de terapia ocupacional, que no solo va a ofrecer actividades de carácter grupal, también una atención individual por parte de cada uno de los usuarios.

Una vez que hemos dicho todo ello, ¿qué es realmente con lo que tiene que contar una residencia de ancianos?

En nuestra opinión, queremos hablar de manera general de las tendencias que hay en la actualidad a la hora de afrontar la atención en las residencias de anciano de la manera más eficaz, siempre valorando que estos centros son muy heterogéneos. Las residencias son unos centros en los que hay tendencia a ofertar servicios de atención integral para los residentes, por encima de otros aspectos como son los cuidados básicos, la hostelería y el alojamiento.

Pensemos en que siempre es necesario que en estas residencias se produzcan una serie de adaptaciones a nivel arquitectónico que se adapten a las limitaciones físicas y cognitivas de algunos ancianos. Son unas modificaciones que darán la necesaria seguridad física y al mismo tiempo evitarán restricciones a la autonomía por parte de los residentes.

Pensemos que en los distintos entornos en los que se encuentren, deben de proporcionar una accesibilidad máxima. Otros aspectos como las modificaciones a nivel ambiental, tienen que ayudar a que se realicen trabajos de orientación personal y ayudar a que sean más sencillos los cuidados, así como la labor de los profesionales.

Promocionar y mantener lo que es la autonomía a nivel físico de la persona anciana en el interior de la residencia, así como detectar y seguir sus necesidades médicas, o la intervención psicosocial sobre el residente y las familias, son unos puntos de intervención que se van produciendo en multitud de centros y que los profesionales de la Residencia de Ancianos nuestra señora del Rosario en Valladolid creen también que son básicos para dar un buen servicio.

Hay bastantes residencias que tienen distintos profesionales, desde médicos, enfermeros, fisioterapeutas o profesionales de la terapia ocupacional, así como psicólogos o asistentes sociales.

El caso es que todos estos profesionales lo que hacen es colaborar de forma coordinada y conjunta en la proporción de dichos cuidados, todo ello junto con el personal dedicado a la atención directa a los residentes.

No debemos olvidar la importancia que tiene el que haya una buena decoración en el entorno donde estén los residentes. Por todo ello, lo mejor es optar por un entorno donde la relajación y la alegría sean los protagonistas. A veces no se piensa en ello como se debería de hacer.

Queremos finalizar diciendo que hay que saber de primera mano que es fundamental que se preste una verdadera atención de nivel, para que los residentes se sientan realmente como si se encontrarán en su hogar. A todos nos gustaría sentirnos así, ¿no?

Una vez dicho todo esto, esperamos que sirva para dejar claro lo importante que es realmente tener mesura y valorar como es debido la residencia de ancianos cuando hay que elegir una para nuestros familiares. De no hacerlo así, corremos el peligro de que se produzca un trato no deseado o que incluso el anciano pueda empeorar su estado de salud.

Por todo ello, es bastante importante ver las opiniones y valoraciones que sobre la residencia veamos en la red de redes, además del boca a boca, que también sigue siendo una buena forma de conocer al centro en cuestión.

Deja una respuesta