La hostelería europea se reinventa tras la crisis

La hostelería europea se reinventa tras la crisis

Un sector como el de la hostelería es vital para prácticamente todas las sociedades de este mundo. Y es que acudir a un bar o restaurante es una de las maneras más efectivas que se conocen para reunirse con compañeros y amigos de una manera distendida y disfrutar de un merecido descanso o de una celebración en particular. Desde luego, la apuesta por este tipo de establecimientos se sustenta en que son lugares neutrales en los que nadie suele sentirse cohibido de ninguna manera. El éxito de la hostelería a nivel mundial bien podría ser ese.

Pero también tenemos que contar todo lo que tiene que ver con la realidad más cruda del sector. Se trata de una de las actividades más duras de cuantas existen, sobre todo por el número de horas en las que hay que estar dentro del local y el hecho de saber cuándo se llega pero nunca cuando toca cerrar. La verdad es que esto hace que el sacrificio sea realmente grande, aunque los beneficios no sean siempre los que buscamos. Pese a todo, esta actividad, tal y como hemos comentado, es vital en el mundo y también dentro de la Unión Europea.

Una noticia que fue publicada en el diario El País en el año 2017 informaba de que este tipo de negocio había crecido en Europa durante los meses precedentes. Y es que no cabe la menor duda de que, habiendo abandonado la crisis económica, todo el mundo se siente con mucha más capacidad no para ir puntualmente a los bares y restaurantes, sino para repetir varias veces por semana. Y es que esta situación no es solo propia de un país como el nuestro. Que los suecos o los noruegos también han padecido algunos problemas, aunque hayan sido más leves que los nuestros.

El abandono de esa crisis económica que tanto daño nos ha hecho ha dejado un sector hostelero que, en lo que tiene que ver con Europa, se ha encontrado con mayor capacidad de inversión. Así nos lo han comentado los profesionales de Exportcave, una entidad dedicada a la venta de menaje para este tipo de negocios. Según ellos, son muchos los hosteleros que han decidido renovar buena parte de su nómina de productos de menaje con el fin de ofrecer un servicio más completo. Y ojo, este tipo de proyectos no solo ha sido acometidos por hosteleros españoles. También lo han realizado franceses, británicos o italianos.

En nuestro país, en el que la hostelería goza todavía de una mayor popularidad que la que tiene en otros lugares del continente, dicha actividad nos está dejando algunos buenos datos que queremos compartir con vosotros. Uno de ellos es el que nos descubre el portal web Hosteltur, que aseguraba en uno de sus artículo que los hosteleros españoles ganan más dinero que buena parte de los hosteleros del resto de Europa. Se trata de una cuestión que habla bien de nuestra hostelería y que indica que en España apostamos en firme por esta clase de entidades.

No solo se renueva el menaje 

Hasta ahora os hemos hablado de cómo los hosteleros han encontrado el margen de beneficios suficiente como para renovar una cuestión como la del menaje. Pero lo cierto es que esa solo ha sido una parte de sus renovaciones en los últimos años. Los bares y restaurantes han cambiado de una manera bastante importante en los últimos años y lo cierto es que eso se ha debido a muchas más cosas de las que hemos comentado en los párrafos anteriores.

Una de esas cuestiones ha sido la disposición del propio local. No cabe la menor duda de que el diseño de interiores ha sido una de las ciencias por las que los hosteleros han buscado diferenciarse del resto. Darle otro aire al local es vital para renovar, valga la redundancia, el compromiso de nuestra clientela para con nosotros mismos. Y es que esta es una de las mejores maneras para tratar de fidelizar a una clientela que, por otra parte, cada vez es más exigente. Para seguir compitiendo, la renovación es una necesidad. Es eso o morir.

Son muchos los negocios de hostelería que, por desgracia, han tenido que cerrar sus puertas a causa de no haber encontrado la manera ideal de renovarse en los tiempos de crisis que nos tocó vivir desde el 2007 hasta hace un par de años. Y, aunque ahora es verdad que la situación ha mejorado bastante para todos, no cabe la menor duda de que hay que estar preparados ante cualquier revés que nos pueda dar la economía global. Saber reinventarse es clave para desafiar a cualquier tiempo complicado que nos pueda venir. Y creemos que la hostelería europea está operando bien en este sentido. A seguir así.

Deja una respuesta