Me mudo de Madrid a Berlín, ¿qué hago?

Me mudo de Madrid a Berlín, ¿qué hago?

Desde hace ya unas décadas la mentalidad de los españoles ha cambiado. O al menos se la han hecho cambiar. Seguro que recordarás que hace años lo habitual de cada persona era intentar hacer raíces de donde habías nacido. Es decir, que si eras de Valladolid, el objetivo era estudiar allí la carrera, seguir viviendo con tus padres, hasta que encontrarás un trabajo (por supuesto en Valladolid) y para toda la vida, luego hacer hucha y poder comprarte un piso (Valladolid o como mucho una urbanización cercana).

Posteriormente que pasaran los años en el mismo trabajo. Casarte en la mejor iglesia de tu ciudad, tener hijos y llevarlos a los mismos colegios que papá y mamá, y si ves que no te sale estudioso, pues oye, si puedes colarle en el mismo puesto de trabajo que papá, pues mejor que mejor. Y así, pasaba toda una vida relacionada con tu querida ciudad. Nunca entraba en los planes eso de poder mudarte de ciudad, de encontrar trabajo en otra ciudad, de irte simplemente para poder desarrollarte otra vida laboral o personal. Y claro, si te tocaba irte, lo único que sabías era criticar a las administraciones que hacen que te vayas de casa.

Afortunadamente, y sí digo afortunadamente, todo esto ha cambiado. Y ahora la mentalidad es mucho más global, y si te tienes que ir de tu ciudad te vas. Ahora son muchos los jóvenes que apuestan por estudiar fuera de su hábitat, y que por supuesto saben que no encontrarán trabajo en su ciudad y tendrán que irse a otra. Incluso otros lo hacen por amor y hay otros que simplemente por cuestión personal de crecer. Algo que a oídos de nuestros abuelos podría soñar a quimera pero que es así.

Y lo digo por experiencia, porque tengo claro que mudarte a otra ciudad, sea por lo que sea, o volar tu zona de confort es lo mejor que te puede pasar. Sirve para abrir la mente, para pensar en futuros proyectos, en crecer como persona y para poder abrirte y descubrirte. Ya no me meto en cuestiones de poder conocer otras culturas, y con ello, poder tener una mentalidad más abierta y menos cerrada.

La mudanza

Ahora bien, si hay algo que odio de este traslado, no es el perder amigos, el estar lejos de familia, que entre otras cosas ahora con las nuevas tecnologías lo tienes todo controlado. Lo que peor llevo son las mudanzas. ¿Es posible una mudanza desde Madrid a Berlín sin perder media casa o los nervios? Pues sí, doy fe de ello, aunque es cierto que en ocasiones es desesperante.

Lo primero que tienes que hacer es ponerte en manos de profesionales. Yo tuve mucha suerte porque contacté con Mudanzas Alicante y me pusieron las cosas muy fáciles. Es una empresa con más de 10 años de experiencia, del grupo Ecoportes Express, agencia líder en mudanzas y transportes en España y Europa de muebles, electrodomésticos, vehículos, materiales y cualquier tipo de paquetes, tanto para particulares como empresas.

Como hemos quedado, cada día es más habitual tener que realizar transportes y envíos a cualquier destino de Europa. La facilidad para moverse dentro de la unión europea permite agilizar el trabajo y comercio exterior, pudiendo enviar cualquier mercancía entre los diferentes países europeos. En este caso, una empresa de mudanzas internacionales Nos se encarga de todo para que no tengas que preocuparte por nada. Ellos son los que coordinan tu mudanza, con envíos directos o incluso compartidos bajo grupajes internacionales con diferentes empresas de transporte de cada país, siempre con todos los envíos asegurados a través de Allianz.

El envío

Deseas enviar muebles, ropa, electrodomésticos, paquetes u objetos personales a un familiar o amigo que estudia o vive en el extranjero, ellos se encargaron de todo. En mi caso, en llevar lo que era toda una vida en Madrid hasta Berlín.

En primer lugar, lo realicé  enviado el formulario de contacto, para darme un precio final personalizado, ajustándonos a tus necesidades y evaluando las diversas particularidades del traslado. Dependiendo de la mercancía y ruta, seleccionan la mejor forma de realizar el envío o mudanza internacional, directa en un único camión o mediante grupajes compartidos, colaborando con otras empresas de mudanzas y transportes de cada país.

Además, ellos se encargan de todo el papeleo, trámites y pago de tasas y aranceles del envío, así como del seguimiento en tiempo real hasta el punto final. Con una simple llamada puedes poner en marcha todo el proceso de la mudanza. Un equipo de profesionales se desplazará a la vivienda para desmontar y embalar todos los muebles y objetos a trasladar. Así que abre tu mente y prepárate para salir de tu zona de confort.

Deja una respuesta