Salud bucodental en hombres y sus características especificas

Salud bucodental en hombres y sus características especificas

El tema de la salud bucodental es amplio y tiene muchas aristas y particularidades según la edad del individuo, su género y sus posibilidades. Además, la realidad es que el cuidado oral y dental es de las especialidades de la salud que menos se le presta atención y eso, evidentemente, tiene una repercusión negativa en la vida de la persona, aunque este no sea del todo consciente.

Muchas de las afecciones que sufre el organismo van directamente ligadas a la salud bucal, aunque no se note o parezcan no tener conexión y esto se debe al desconocimiento y también a la creencia de que hay cosas que se resuelven solas, como un dolor de muela o un sangrado de las encías.

Es evidente que la odontología y sus profesionales tienen un trabajo titánico, pues históricamente esta es la especialidad más temida por los pacientes a nivel general, y se recurre a ellos cuando ya la situación es insostenible, lo que significa que el trabajo es mucho más complejo y que ha pasado demasiado tiempo con una molestia que se pudo solventar de una manera menos invasiva.

En este particular debemos nivelar las culpas, el miedo al dentista se debe a que durante mucho tiempo sus profesionales fueron poco empáticos y tuvieron comportamientos que hacían que los pacientes temieran el tener que regresar, por ello muchísimas personas han dejado tratamientos a medias, empeorando su situación inicial. Pero, también debemos culpabilizarnos a nosotros mismos y asumir una parte de la responsabilidad, pues somos responsables de velar por nuestra salud y por encontrar el especialista con el que más nos sintamos cómodos para evitar males mayores.

Partiendo de estos principios, los profesionales de la odontología han buscado cambiar sus prácticas y su manera de aproximarse a los pacientes de una forma que sea más amable, comprensiva y que se base en tener una buena comunicación que permita educar al paciente en la importancia de cuidar su salud bucodental.

Teniendo esto en mente, es fundamental que se eduque a las personas en las características puntuales ya sean hombres o mujeres. Esto porque, aunque a niveles generales las medidas de cuidado e higienes sean iguales para todos, ambos guardan sus diferencias.

El hombre y la salud bucodental

Entre hombres y mujeres hay una serie de diferencias muy marcadas que de alguna manera afectan la salud bucodental. Por ejemplo, los especialistas de Tot Dental nos comentaron que a nivel general, los hombres son más descuidados en lo que se refiere a visitas y controles odontológicos; de hecho, las estadísticas de la clínica dental muestran que un 30% de los pacientes adultos que son atendidos al mes, son hombres.

La diferencia es abismal y claramente pone a la mujer a la delantera en lo que se refiere a cuidado bucodental, la pregunta que hay que analizar es ¿Por qué ocurre? ¿Cuál es la diferencia entre hombres y mujeres y por qué ellas le dan más importancia a la salud bucodental?.

Este puede ser un tema controvertido o complicado de explicar, porque va de la mano de elementos como la vanidad, la belleza, las obligaciones y roles impuestos por la sociedad, que son temas delicados, pero que son importante analizar, ya que explican de una u otra manera un problema que viene arrastrándose desde hace mucho tiempo.

Históricamente los hombres han sido mucho más descuidados con su salud -hablando desde un punto de vista general- porque la sociedad le ha marcado una norma de comportamiento que va muy ligada a la independencia, pero enfocado desde un punto poco beneficioso, pues se puede cruzar una línea entre la independencia y la irresponsabilidad.

Cuando hablamos de independencia, en este particular nos referimos al esperar que las cosas se resuelvan solas, las estadísticas indican que los hombres suelen aguantar mucho más tiempo cuando se trata de alguna dolencia antes de acudir al especialista. Esto evidentemente empeora la situación y los hace más propensos a emergencias.

El caso de la odontología es igual, lo que hace que la estadística del 30% que vimos antes, tenga más sentido. Si vemos esto a gran escala, se entiende por qué los hombres son más propensos a sufrir enfermedades como la caries, gingivitis, periodontitis, cáncer bucal, halitosis, etc.; y por supuesto, esto también va ligado al descuido y poca atención a las rutinas de higienes básicas para mantener una buena salud bucal.

La salud e higiene bucodental forman parte de la medicina preventiva y es responsabilidad del individuo cumplirla.

Los datos que compartiremos a continuación son recabados por la Asociación Dental Americana y van relacionadas a la cómo los hombres enfocan su higiene dental:

  • 5% de los hombres promedio tienden a cepillarse los dientes después de cada comida, mientras que en el caso de las mujeres la cifra es del 28,7%
  • 49% de los hombres promedio tienden a lavarse los dientes por lo menos dos veces al día, en el caso de las mujeres los resultados indican que se trata del 56,8%
  • 29% de los hombres promedio son más propensos a evitar tratamientos para las caries, en comparación al 25% de las mujeres, entre los 35 y 44 años.

Es claro que se puede evidenciar un problema, al cual también se le suma ese temor propio de asistir al odontólogo, este miedo afecta a una gran parte de la población y es el responsable de muchos de los casos de intervenciones odontológicas derivadas de pequeños problemas, que de haber resuelto en su momento, no hubiesen escalado.

Por otra parte, según estudios recientes sugieren que puede haber una conexión entre las enfermedades de las encías y las enfermedades cardiovasculares, lo cual puede poner en riesgo a las personas de sufrir ataques cardíacos y derrame cerebral. Debido a esto, los hombres deben estar especialmente atentos a los síntomas de enfermedades periodontales (encías) como por ejemplo: encías rojas, hinchadas, blandas o sangrantes, mal aliento persistente o dientes flojos.

Es importante que todos los hombres tengan una higiene bucodental óptima, sin embargo en los casos que mencionaremos a continuación esto es fundamental, pues entran dentro de los grupos de riesgo en lo que se refiere a salud oral:

  • Hombres que toman medicamentos

Algunos medicamentos, como los indicados para el corazón o presión sanguínea o antidepresivos, pueden causar sequedad en la boca, ya que los hombres que toman estos medicamentos pueden tener menor salivación, lo cual aumenta el riesgo de caries.

Una buena salivación es fundamental pues ayuda a reducir las bacterias de la boca que causan caries, ya que se lleva las partículas de comida, así como también ayuda a neutralizar los ácidos que atacan los dientes, los cuales se forman por la placa.

Es posible que los hombres que sufren de boca seca deban aumentar el consumo de agua para aliviar sus síntomas. Otras maneras de disminuir la sequedad en la boca son:

  1. Masticar chicle sin azúcar
  2. Evitar el consumo de alcohol, cafeína y bebidas gasificadas
  3. Evitar fumar
  4. Evitar salar demasiado las comidas
  5. Usar un enjuague bucal sin alcohol

Los hombres que tienen menor salivación también deberían consultar a su dentista sobre sustitutos de la saliva u otras alternativas para estimular la salivación.

  • Hombres que consumen tabaco

Los hombres fumadores o que mastican tabaco tienen mayor riesgo de contraer enfermedades en las encías y cáncer de boca; incluso los hombres que no consumen tabaco son más propensos que las mujeres a sufrir gingivitis o cáncer, de modo que el tabaco aumenta ese riesgo. La edad también es un factor importante a tomar en cuenta pues el 95% de los cánceres de boca ocurren en personas de más de 40 años de edad.

Los lugares más frecuentes del cáncer de boca son la lengua, la región sublingual, los tejidos del paladar blando en la parte posterior de la lengua, los labios y las encías. Además, si no se diagnostica o se trata en las primeras etapas, el cáncer de boca puede extenderse y causar dolor crónico, pérdida de funciones, desfiguración facial y bucal irreparable luego de la cirugía, e incluso la muerte. Por eso, es importante que los hombres que consumen tabaco vean a un dentista con frecuencia para hacerse limpiezas y para asegurar que su boca permanezca saludable.

  • Hombres que practican deportes

Los hombres que practican deportes tienen mayores posibilidades de causar traumas a su boca y dientes, sobre todo cuando practican deportes de contacto, como fútbol americano, fútbol, baloncesto o béisbol; en este caso es importante que usen un protector bucal, que es un aparato flexible hecho de plástico que protege los dientes de traumas, mientras que los hombres que andan en bicicleta o motocicleta deben usar un casco.

En la actualidad cada día más hombres se dan cuenta de lo importante que cuidar y mantener una buena salud bucodental, sin embargo es fundamental que los procesos educativos en relación a esto se tomen más en serio y se conviertan en campañas a gran escala que permitan a más hombres concientizarse en la importancia de responsabilizarse y actuar de forma que este aspecto de su salud esté en la lista de prioridades.

Deja una respuesta